Grupo Atrian, ha constituido la sociedad Bajo Cero by Castellana, con sede en Zaragoza, para articular su expansión comercial en Aragón.

Atrian está acompañado en este nuevo proyecto comercial por la elaboradora de panificación fresca y distribuidora de masas congeladas Panificadora Castellana, que cuenta con una participación minoritaria en la nueva compañía, y a la que ha aportado su fondo de comercio regional de masas congeladas.

En la misma línea, Bajo Cero by Castellana ha cerrado también la adquisión del fondo de comercio de masas congeladas de la elaboradora de repostería congelada Pastesana, con sede e instalaciones productivas en Pla-Za (Zaragoza), que ya venía distribuyendo la producción de la firma catalana en su área de influencia, además de otras enseñas complementarias.

Ambos fondos de comercio cuentan con una notable penetración en el canal foodservice, que complementan con su actividad en panaderías tradicionales y alimentación, en sintonía con la estructura comercial a nivel nacional de Grup Atrian. Bajo Cero by Castellana “nace con el objetivo de ser un distribuidor de referencia en su territorio”, y contempla ya la integración “en un futuro próximo” de nuevos distribuidores en Aragón. La estructura comercial que viene configurando la compañía hasta la fecha generaría una facturación anual en el entorno de los 1,8 M€, y su plan de negocio contempla crecimientos de dos dígitos durante los próximos tres años.

Con esta iniciativa, el grupo quiere replicar su modelo de implantación comercial en el País Vasco o Asturias, donde opera junto con compañías locales a través de las sociedades Euskopan 2002, con base en Larrabetzu (Bizkaia), y Fripastur, con sede en Gijón (Asturias).